CDMX

'Es buena causa' 

A pesar de que miles compraron sus boletos para la rifa del Avión Presidencial con esperanza en su ser, después del sorteo la decepción abundó a sus corazones

Por  Agencia Reforma

La ilusión que el Avión Presidencial generó terminó por convertirse en tristeza(Foto: EFE)

La ilusión que el Avión Presidencial generó terminó por convertirse en tristeza | Foto: EFE

CDMX.- La rifa hace llorar. Por ejemplo, a don Carlos Castrejón, 80 años, el pelo blanco, el pantalón roto, la camisa rota, las uñas secas saliendo de sus huaraches viejos. Las voz en un susurro con lágrimas: "Ojalá hubiera mil personas como Andrés Manuel que nos gobernara toda la vida, porque es un ser humano que no es un ladrón", dijo tras su careta contra el Covid.

Su boleto de la rifa del avión en una mano y el del camión de Jojutla, Morelos, a la Ciudad de México en la otra: "Vine nada más comprar un boleto, para devolverle lo que él nos da".

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De pronto, el futuro estaba aquí. Después de tanta propaganda presidencial, de meses de desviar la atención con la rifa del avión, de enredos con los 6 millones de boletos que no se pudieron vender, gritaban los vendedores en la explanada de la Lotería Nacional: "¡Es para hoy, es para hoy, es para hoy la rifa del avión!".

Los compradores, el pueblo --los que se llaman a sí mismos "pueblo"--, iban de un lado a otro, de una fila a otra sin precaución por la pandemia del Covid-19. Con sus billetes de 500 pesos en la bolsa y hablando de su amor por López Obrador.

En el último día, la mayoría compraba, pero hubo quien compró hasta diez. "¿Es lo mismo comprarlos aquí o allá?", preguntaban. Había tres expendios, con los vendedores ambulantes disputando la plaza. Una mujer se quejó en la puerta: "Me habían dicho que traían la foto de López Obrador".

El costo del avión con Felipe Calderón había sido de 6 mil millones de pesos. El actual Gobierno lo cotizó en 2 mil millones. Divididos entre 100, la rifa del avión entregaría 100 premios de 20 millones.

De los 6 millones de boletos, la mitad la compraron empresarios que una noche se reunieron con López Obrador. Un millón fueron regalados al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y en la suma total se vendieron 4 millones 179 mil. Las ganancias, si hay, irán al sistema de Salud. Todo mundo sabía lo difícil que era ganar. Sabía también que, al final de show, el avión seguiría sin venderse.

No importa. Esta rifa es una buena causa. Y aparte, el avión es un ejemplo de lo que no debe de existir en un gobierno con pueblo pobre, un avión ridículamente ostentoso", dijo el señor Daniel Bravo, que había llegado antes de las 6 de la mañana a comprar su boleto desde Cuautitlán.

María Concepción Ávila Morán, de 81 años, con su hermana María Teresa, de 75, dijo que vive al norte de la ciudad. "Venimos a cooperar con el Presidente para la rifa de su avión, para devolverle lo que él nos da", dijo una. La otra nada más asintió.

La comerciante Valentina Peralta le prestó a un vagabundo de 78 años, que cargaba un costal lleno de papel. "Iba detrás de los billeteros diciéndole que si le prestaban 160 pesos porque no le alcanzaba para su billete y vi que iba detrás de uno, y claro que le decían que no. Iba detrás de otro y me quedé pensando que 160 no me hacen más rica ni más pobre", dijo.

Yo barro las calles, tiró la basura, les lavo las cocinas cuando me agarran confianza, el cochambre de los trastes, todo eso, pero no me alcanzó", agregó él.

Para completar el dinero de los premios, el Gobierno federal también echó mano de otra cosa. Desvió 2 mil millones de pesos recuperados del Infonavit. Quizás era mejor entregar directamente ese dinero al sistema de Salud y ahorrarse el teatro. ¿Pero entonces a dónde se irían estas ganas de llorar? Ayer mismo, cuando acabó la rifa del avión, López Obrador sacó otro gran tema para levantar el fervor popular: investigar a los ex presidentes "antes, durante y después de sus respectivas gestiones".

"Esto nos está recordando hoy a la gente sencilla, la gente humilde, la gente que siente que estamos cambiando, que estamos transformando", dijo a la hora de la rifa el director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto, en el salón de sorteos. Alfombras rojas, paredes beige. El funcionario hizo tragó saliva como si quisiera llorar.

"Ya nuestro querido Ernesto lo comparó con los años 30, bajo la presidencia de Lázaro Cárdenas, cuando la gente acudía a dar sus gallinas, a dar sus argollas de matrimonio, para que pudiera haber esa transformación del país", dijo igual de emocionada Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación.

La ex ministra de la Suprema Corte se fue apenas se armó el primer ganador de siete dígitos. Hizo bien. Los niños gritones con caretas y trajes yucatecos gritaban los siete dígitos. Armaban el número, llenaban los pizarrones del 1 al 100 y se cansaban mientras en la explanada el pueblo, mirando la pantalla, aguantaba la respiración.

Jorge Patiño, 75 años, gorra gris, sudadera vieja, anotaba uno tras otro los números ganadores color azul pálido en un cuaderno de cuadro grande. "Compramos un boleto con una cooperativa, de a 20 pesos. Es que comprar uno uno solo no se puede", dijo, su esperanza temblando bajito entre sus manos.

El más cercano afuera fue Nacho Reyes, de Celaya. Tenía un cubrebocas amarillo con la imagen estampada de López Obrador y el boleto 1661866. El ganador fue el 0661866.

Yo por eso decía que en lugar de 100 premios de 20 millones y boletos de 500 pesos, hubieran hecho un sorteo para la gente pobre: 2 mil premios de 1 millón a 25 pesos el boleto", se quejó.

Faltaban 20 premios, ya había poca gente cuando Protección Civil anunció que llegaría una manifestación y recomendó retirar la pantalla. Los que se quedaron siguieron la rifa en su celular.

"Nos queda de recuerdo", "lo importante fue ayudar", dijeron cuando se acabó. Un poco tristes, claro. La gran rifa histórica había sido un largo sueño de esperanza. El avión sigue en su sitio. El populismo hace llorar.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo