Opinión

Con equipo base, abre prácticas Tomateros

CALENTANDO

Por  Fausto Castaños

CON EXTREMAS medidas protocolarias para minimizar el avance del terrible coronavirus, Tomateros de Culiacán abrió entrenamientos, con miras a la próxima temporada de la Liga Mexicana del Pacífico. El mánager Benjamín Gil estableció reglas que se aplicarán en aras de conquistar el décimo tercer título y la corona de la Serie del Caribe en Mazatlán 2021. Por lo pronto, esta pretemporada es a puertas cerradas para prensa y público en el estadio Nación Guinda, donde ya se siente, huele y respira beisbol.

PRÁCTICAMENTE, la base del equipo nacional se presentó al primer día de trabajo. Halagador es que la mayoría de los jugadores, considerados base, pretendan llegar en óptimas condiciones el 15 de octubre, cuando inicie la campaña y la defensa del cetro, al recibir en serie de cuatro juegos a los Algodoneros de Guasave. Desde luego, es notable la ausencia de los estelares, el receptor Román Alí Solís -recientemente operado del hombro- y el jardinero central Rico Noel, que rechazó el ofrecimiento económico y decidió separarse de los planes, a menos que reflexione en el curso de la pretemporada.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

LOS QUE YA sudan el jersey guinda son el cácher Alexis Wilson, el primera base Joey Meneses, el camarero Ramiro Peña, el campo corto José Guadalupe Chávez, el tercera base y utility Antonio Lamas, los jardineros Jesús Fabela, Francisco Lugo y Sebastián Elizalde. Ellos están aparentemente contemplados como titulares. De los pícheres, aparecen Héctor Daniel Rodríguez -recuperado de lesiones-, Amílcar Gaxiola, Juan Ramón Noriega, José Luis Bravo, la sensación de la campaña pasada, el relevista Sasagi Sánchez, Juan Pablo López, Gonzalo Sañudo, David Gutiérrez, Héctor Galván y Alejandro Chávez.

HAY OTROS peloteros con intenciones de ser considerados en el róster y, por ende, pelear un puesto titular, como el shortstop de ligas menores, el novato Mateo Gil, hijo del mánager; los receptores Hans Wilson, Alfredo Hurtado, Germán Revilla, Javier Mireles y Érick Meza, que ya vienen más “cuajados”. Se desconoce si tendrán juegos de preparación en plazas regionales o a beneficio de instituciones altruistas.

El DEBUT de Fernando Valenzuela en las Ligas Mayores con Dodgers de Los Ángeles no puede pasar indiferente. Un 15 de septiembre de 1980, este humilde zurdo sonorense abrió las puertas de par en par a los peloteros mexicanos, al probar fortuna en el mejor beisbol del mundo. El Toro se convirtió en el décimo séptimo azteca en la gran carpa, y desde entonces han pisado estos diamantes 119 peloteros. El último, el sábado pasado, el cácher de Tijuana, Alejandro Kirk, con Azulejos de Toronto. Y desde hace cuatro décadas, la fernandomania se mantiene, sigue firme, imborrable, que provocó que el país se paralizara cada vez que lanzaba con los Dodgers de Tom Lazorda.

VARIAS DE sus marcas han sido superadas, pero hay otras que siguen vigentes para el beisbol mexicano. Sus 173 victorias, 424 juegos iniciados, 113 juegos completos, 31 blanqueadas, 2930 inning lanzados, 2074 ponches, Novato del Año Cy Young y ganador de la Serie Mundial el mismo año, en 1981. Nunca olvidaremos sus 17 años en Grandes Ligas, que engrandecieron nuestra pelota.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo