Show

Ignacio López Tarso revela por qué razón abandonó el sacerdocio

Don Ignacio López Tarso tiene 95 años de edad y no contempla dejar de trabajar, sino hasta que Dios o el público lo decidan

Por  Jorge Rodarte

Ignacio López Tarso revela por qué razón abandonó el sacerdocio(EFE)

Ignacio López Tarso revela por qué razón abandonó el sacerdocio | EFE

México. Don Ignacio López Tarso, primer actor mexicano y quien tiene 95 años de edad,  revela por qué razón abandonó el sacerdocio. En entrevista que circula en YouTube para el programa El minuto que cambió mi destino, Tarso comparte lo que ha sido gran parte de su vida y relata que pudo ser sacerdote.

Don Ignacio López Tarso, quien tiene toda una vida dedicado al mundo del espectáculo, un día, en su juventud, estuvo en un internado, puesto que sus padres querían que fuera sacerdote, sin embargo él lo abandonó porque no era el camino que quería seguir. Retirarse no está en sus planes y quiere seguir trabajando hasta que Dios y el público quieran, lo ha compartido en varias entrevistas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Mi papá no tenía dinero para mandarme a estudiar, pero un sacerdote de mi pueblo me sugirió irme al seminario, fueron días maravillosos. Pasé cuatro años estudiando latín, griego, filosofía, pero lo abandoné porque no tenía vocación para ser sacerdote."

Foto de Agencia Reforma

A don Ignacio siempre le atrajo el cine, desde niño, y más bien tenía en su mente dedicarse a algo relacionado con ello, por lo que prefirió encaminar su vida por el mundo del espectáculo, donde sigue vigente, a pesar de sus casi cien años de vida.

Don Ignaco hoy día es una de las pocas figuras vivas de la llamada Época de Oro del cine mexicano y en su trayectoria está escrita su participación en decenas de películas, telenovelas y obras de teatro que han marcado su vida.

 

Y según ha contado, en Guadalajara, durante su niñez tuvo su primer contacto con el mundo artístico, cuando tenía unos nueve años. Sus padres lo llevaron a ver una función de teatro de carpa y se impactó mucho al ver cómo apagaban la luz y se abría el telón.

Según Wikipedia, el debut teatral de don Ignacio, como estudiante de Bellas Artes, fue en la obra El sueño de una noche de verano de William Shakespeare. Su debut profesional  teatral fue en 1951 con la obra Nacida ayer de Garson Kanin.

Y el debut en cine de don Ignacio, quien es originario de Ciudad de México, se dio en 1954 con la película La desconocida, dirigida por Chano Urueta, sin embargo, la cinta que lo consolidó en la pantalla grande fue Macario, filmada en 1959, donde fue dirigido por Roberto Gavaldón.

Don Ignacio en su papel de Macario para la película del mismo nombre. Foto Internet

Don Ignacio se encuentra en perfectas condiciones de salud y es admirado por su talento y entrega al arte, pero también porque tiene una exelente memoria que le permite memorizar sus diálogos y jamás recurrir al apuntador electrónico.

Puede interesarte: Critican a Julio Preciado por amenizar fiestas en plena pandemia por Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo